Derecho de visitas y comunicaciones

Derecho de visitas y comunicaciones
5 (100%)

Un divorcio más allá de generar un vacío enorme entre los padres que en un momento determinado deciden dar por terminada su relación y su vínculo legal matrimonial supone un conflicto psicológico para los hijos, quienes no tienen por qué sufrir las consecuencias de los malos entendidos o los motivos de la ruptura de los vínculos de sus padres como pareja, generando si no se llega a un acuerdo para el Derecho de visitas y comunicaciones graves traumas y el desapego de los hijos por el padre que no los tiene en su poder y del padre hacia los hijos.

 ¿Cómo funciona el Derecho de visitas y comunicaciones con los hijos?

El derecho de visitas y comunicaciones es un acuerdo que se firma entre los padres si no se puede conciliar en buenos términos el tiempo que tendrá el padre ausente con sus hijos, es decir mediante un acuerdo que se realiza de forma legal con la presencia de un juez de familia se determina el tiempo al que tiene derecho el padre ausente con sus hijos.

Generalmente, estos tiempos se determinan por la cercanía que tenga el padre con los hijos, en muchas ocasiones el padre vive en otra ciudad, por lo que se debe buscar una frecuencia que les permita mantener el lazo afectivo entre los padres y los hijos, ya que los que se perjudican si este lazo no se mantiene finalmente son los niños que sufren las consecuencias de una relación poco amigable entre sus padres y les ocasiona rencores y diferentes estados psicológicos a nivel afectivo que no son buenos para ninguno.

Antes de constituir un régimen de visitas se debe tener en cuenta la edad de los niños ya que en muchos casos cuando se encuentra en lactancia se restringe el horario a algunos días en las tardes, generalmente 3 o 4 tardes a la semana y se elimina el derecho de que la visita consista en llevarse al niño alejándolo de su madre.

Para niños más grandes generalmente se atribuyen horarios que son los fines de semana alternados y la mitad del tiempo de los periodos de vacaciones.

Las comunicaciones casi nunca son restringidas por lo que el padre ausente podrá hablar con sus hijos utilizando el teléfono o los sistemas de chat o video chat, para hacer menos complicado el proceso para sus hijos.

Cuando el padre ausente se encuentra en otra ciudad, se acumulan los fines de semana, y se puede llegar a un acuerdo para que ese tiempo sea sumado al tiempo de las vacaciones por ejemplo o a un fin de semana completo al mes, de acuerdo a las posibilidades del padre y a los deseos de los niños si están en edad para decidir si quieren o no visitar a su padre.

Recomendaciones para establecer los derechos de visitas y comunicaciones

  • Si eres el padre ausente querrás pasar tiempo de lujo con tus hijos, así que no lo arruines.
  • Lo primero es que al establecer un régimen de visitas no se suspende la pensión alimentaria, así tus hijos vayan a pasar algunas semanas contigo, por lo tanto no dejes de dar dinero al padre que tiene la custodia, esto solo te perjudicará.
  • No busques ganar el afecto de tus hijos con dinero, aprovecha muy bien el tiempo otorgado.
  • Sobre todo mantén una relación de respeto profundo por el padre que tiene a tus hijos, no insultes o pelees con ellos, ya que es muy mal visto por el juez y podrá revocar el Derecho de visitas y comunicaciones según lo considere pertinente.

Deja un comentario