Carnet por puntos

Carnet por puntos
5 (100%)

Un vehículo, además de ser un medio cómodo de transporte, es a su vez un arma mortal extremadamente peligrosa si no se utiliza de forma respetuosa, tanto para sus ocupantes como para quienes se encuentran en sus inmediaciones.

Por eso, y debido a la gran responsabilidad que uno tiene cuando conduce, los sentidos deben permanecer en sus óptimas condiciones para controlar nuestras acciones.

Sin embargo, el alcohol es un fuerte mecanismo que altera nuestra percepción de la realidad, provoca el efecto de no ver el peligro y disminuye nuestra capacidad de reacción. La alcoholemia y la conducción es un mal que reside en la sociedad, a pesar de las diversas campañas de concienciación e información.

Es por este hecho, (que produce la total pérdida de responsabilidad en el conductor), por el cual las medidas, y sanciones, que se adoptan son para evitar que esto ocurra, disminuyendo entre otras cosas los niveles de alcoholemia en la conducción, debiendo ser muy restrictivas. Y una de las medidas más feroces, pero a la vez más certeras desgraciadamente debido a la condición humana, es la que ataca el nivel económico del ciudadano.

Es por ello que se inventó el carnet por puntos. Creado en Inglaterra a principios de los años sesenta se extiende por toda Europa y llega a España a través de Francia. Es un sistema de sanciones según el nivel de peligrosidad de cada acción, llegando a la retirada de carnet e incluso cárcel.

Es la retirada de carnet uno de sus puntos beneficiosos y mayor impacto social, lo que provoca sacar de la circulación a aquellos conductores que se no toman la alcoholemia como un peligro y hacen uso de ella poniendo la seguridad de los demás en juego.

Deja un comentario